Rinoplastía secundaria

Rinoplastia Secundaria de Revisión – Nariz Secundaria

Los problemas derivados de una rinoplastia se los llama en su conjunto “Nariz Secundaria” y a la cirugía se la llama Rinoplastía Secundaria de Revisión.
Existen dos problemas fundamentales que pueden ocurrir luego de una rinoplatía primaria: patología funcional, es decir alteración de la ventilación nasal y problemas estéticos.

 

¿Cuáles son los problemas estéticos que más se observan?

Existen patrones definidos de rinoplastia secundaria que se conocen y pueden ser estudiados por separado.

Rinoplastia cerrada de tipo resectiva

El grupo más importante de casos es el de operados con rinoplastia cerrada de tipo resectiva. Consiste en resecar cartílago y huesos nasales con el objetivo de achicar, estrechar y reducir el tamaño global de la nariz.
 
Este tipo de cirugía fue muy popular en las décadas del 80 y 90 en Sudamérica en especial en Argentina y Brasil. Nunca ha logrado gran aceptación en Europa o Estados Unidos. Aún hoy muchos médicos con alta experiencia en estas técnicas ó sus discípulos realizan este tipo de cirugía, por lo que el rango de edad de la rinoplastia secundaria de este tipo es muy amplio y abarca pacientes entre 18 y 55 años

 

Los defectos más comunes que se encuentran son los siguientes:
  • Resección exagerada de dorso óseo
  • Feminización nasal en hombre
  • Síndrome de techo abierto
  • Osteotomías asimetrías
  • Estrechez de tercio medio nasal
  • Irregularidad del dorso
  • Punta asimétrica
  • Sinequias de válvula nasal
  • Insuficiencia y retracción alar
  • Columela Colgante
  • Domos asimétricos con pérdida de domicilio
  • Hiperrrotación de la punta nasal (“aspecto de orificios de chancho”)

 

Rinomodelación: “Rinoplastia sin cirugía”

El segundo grupo en importancia que suele necesitar una rinoplastía secundaria es aquel que ha recibido una rinomodelación, promocionada también como “rinoplastia sin cirugía”. Esto se basa en la colocación de sustancia no reabsorbibles en sitios específicos para dar la apariencia de una punta más rotada o disimular la giba del dorso nasal, inyectando sustancias por encima de la raíz nasal.
Este es el grupo que más ha crecido en los últimos años.

 

Detalles en el dorso nasal

El tercer grupo que suele requerir una rinoplatía secundaria es el que corresponde a pacientes con piel fina y que presentan detalles en el dorso nasal y que requieren tratamientos de emparejamiento o engordamiento de la piel.

 

Rinoplastias complejas

El último grupo pertenece a pacientes que fueron candidatos a una rinoplastía compleja, que han mejorado muchísimo su aspecto pero que luego de un tiempo desean mejorar aún más los mismos inconvenientes iniciales pero que no se han logrado resolver completamente.
Son claros ejemplos los pacientes con nariz torcida, desvíos columelares, asimetría de la vista de la base alar, y todas las asimetrías faciales en general.

Para ver más casos de Rinoplastia Secundaria vea nuestra Galería de Fotos de Rinoplastia Secundaria